Blog

Tossa del Mar, quizás uno de los pueblos más bonitos de España.

  • diciembre 2, 2016

Gracias a Minube.com y a Turismo de Cataluña me convertí en Descubridor de Cataluña asignado a la zona de la Costa Brava y de esa forma se me presentó la oportunidad ideal para visitar ese lugar.

dsc_3011

Vista de las afueras de Tossa del Mar

Tossa del mar es un pequeño pueblo de unos 6000 habitantes y casi al comienzo de la Costa Brava por su vertiente sur. Situada en una zona tanto de gran valor natural con espectaculares acantilados y playas de ensueño, como de gran valor histórico con restos arqueológicos desde la edad Romana.

En mi visita decidí aparcar en un parking en las afueras del pueblo ya que el centro es practicamente inaccesible en coche. Desde las afueras me metí por un bosquecillo para llegar justo hasta una zona de acantilados que rodean el pueblo y que tiene unos miradores y vistas impresionantes.

dsc_3008

Mirador en la zona de acantilados proxima a Tossa del Mar

Desde este punto continué el sendero que bordeaba los acantilados y que llevaba directamente hacia la Villa Vella de la ciudad con su imponente muralla medieval y sus siete torres de vigilancia que por su excelente conservación y su valor, la vila vella ha sido declarada monumento histórico artístico en el año 1931.

dsc_3017

Playa d’es Codolar y entrada al recinto amurallado de la Vila Vella

Casi llegando a las murallas y desde un punto elevado tuve una gran vista de las murallas y la playa de d’es Codolar que gracias al sol que hacia ese dia la gente que nadaba y los barcos que habia en el agua parecian flotar debido a la transparencia de sus aguas.

dsc_3023

Playa d’es Codolar

Desde este punto bajé hasta la playa lugar donde habia una curiosa estátua con forma humana poco definida cuya leyenda rezaba: “La Dona del Pescador”.

dsc_3020

Entrando en la Vila Vella lo primero que ví fue el edificio de la Casa del Governador que hoy en dia y desde 1935 aloja el Museo Municipal de Tossa del Mar y donde hay piezas y restos de toda la historia de Tossa incluyendo desde la prehistoria hasta la actualidad.

Continué moviendome por las calles de la Vila Vella, todas perfectamente cuidadas y llenas de locales donde comer o disfrutar de un aperitivo en una terraza. De esa forma llegue hasta las ruinas de la Iglesia gótica de Sant Esteve del SXV y que debido a una explosión accidental en el S. XIX mientras se almacenaban explosivos en su interior solo se conserva una pequeña parte de la iglesia.

Ruinas de la Iglesia Gótica de Sant Vicenç

Ruinas de la Iglesia Gótica de Sant Vicenç

Justo detrás de la iglesia y mirando hacia el exterior de la muralla hay dos cañones del Siglo XVII muy bien conservados.

Cañones del S. XVII

Cañones del S. XVII

Como ya era hora de comer empecé a buscar un lugar donde comer algo y después de mirar y consultar algunos lugares paré en el bar del Far de Tossa que como dice su nombre está delante del Faro de Tossa del año 1917 y donde se encuentra también el Museo del Faro donde se encuentra mucha información sobre este faro y otros del Mediterraneo.

El menú de este restaurante que contaba con una amplia terraza y una pequeña zona interior estaba dirigido a turistas sobretodo con comida típica de múltiples zonas de España. Yo decidí pedir unas croquetas al roquefort y una hamburguesa con queso que me resultó deliciosa.

dsc_3051

Bar del Far de Tossa

Me parecio un lugar muy recomendable para comer algo en pleno centro turístico de Tossa sin ser demasiado caro.

Bar del Far de Tossa

Con la barriga ya llena continué mi camino por la Vila Vella en dirección a su entrada principal, pero antes hacer una visita a la estatua dedicada a la actriz Ava Gadner en homenaje al rodaje de la película “Pandora y el holandés errante”, película que valió para dar a conocer el pueblo en otros lugares. Me sorprendió la cantidad de gente que estaba haciendo cola para hacerse una foto con la estatua de bronce de Ava ya que es donde más aglomeración de gente ví de todo el pueblo.

dsc_3053

Estatua de Ava Gadner

Saliendo de la Vila Vella por su entrada principal se puede observar mucho mejor el recinto amurallado y las torres que lo componen y por otro lado observar la parte más moderna de Tossa y la playa Gran o playa de Tossa del Mar.

Entrada principal de la Vila Vella

Entrada principal de la Vila Vella

Por este paseo encontré una nueva estatua de bronce en la que se representaba a un niño jugando con un adulto y que allí no tenía ningún nombre marcado pero que investigándolo posteriormente descubrí que estaba dedicada al relevo generacional.

dsc_3058

Estatua del relevo generacional

Toda la zona que rodeaba a la playa estaba completamente llena de bares, restaurantes y sobre todo turistas que abarrotaban la zona. Decidí huir de esa zona para meterme por una zona llamada barrio de sa Roqueta, un barrio de pescadores con unas calles estrechas y laberínticas muy bonitas.

Barrio Sa Roqueta

Barrio Sa Roqueta

Ya muy cerca del aparcamiento de nuevo me encontré por casualidad con una sorpresa en forma de Villa Romana. Se trataba de la Villa Romana dels Ametllers (Siglos I a.C. a V d.C) de excavacion muy reciente y donde se han encontrado múltiples piezas de la época (muchas de las cuales están en el Museo de Tossa). Lo más llamativo es que se conservan zonas pavimentadas con mosaicos.

Una vez ya en el coche y abandonando el pueblo por el norte en dirección a Sant Feliu de Guixols hice una última parada en un mirador a las afueras donde se tenia una magnífica visión de este hermoso pueblo que sin duda merece la fama que tiene como uno de los mas bonitos de nuestro pais.

Mirador de Tossa

Mirador de Tossa